¿Cómo es la vida de una escort de lujo?

La vida de una escort de lujo realmente es como la de cualquier otra persona: trabaja, estudia, tiene amigos, pareja… La única diferencia que podemos encontrar es que ofrecer sus servicios en una agencia de escorts de lujo es su segundo empleo.

 Eso sí, respecto a sus relaciones personales, tiene que superar ciertos tabúes que, quizás, ya es hora de romper en nuestra sociedad.

En este contamos algunos detalles:

La opinión general

Estudios científicos revelan que quienes ejercen este oficio cuentan con opiniones positivas muy opuestas a las que se comentan en los círculos convencionales. Se les reconoce que gozan de respeto social y que suelen acceder a lugares de poder, donde se toman decisiones que pueden afectar a un gran número de personas.

La pareja

Sin embargo, si abordamos el tema desde la pareja los estudios realizados nos indican que muchas chicas tienen novio y las que no en su gran mayoría aspiran a tenerlo. Este es un tema complicado para ellas, sus necesidades emocionales se hacen presente como para cualquier persona, pero a la vez es difícil encontrar una pareja que acepte y comprenda este tipo de trabajo.

En ocasiones optan por ocultarlo, pero en su mayoría lo saben. Para evitar el conflicto en este aspecto, la psicóloga Cristina Garaizabal afirma que las chicas suelen ser poco exigentes en este plano y aceptan novios que determinan como y cuál será el tipo de relación. En ocasiones suele suceder que los propios clientes transforman la relación porque han hecho amistad y quieren evolucionar en la relación con las chicas.

Emociones

Una de las emociones recurrentes en este tipo de profesión es la culpa y el estigma social ejerce aún hoy la suficiente presión como para que ellas puedan sentirse culpables y rechazadas en una sociedad donde la liberación sexual y el poder de la mujer aún requiere de batallas a diario para dejar atrás estos juicios que privan a las personas de su libertad, para llevar la vida que cada una ha elegido.

Sexualidad

Las chicas diferencian claramente las relaciones que mantienen con sus clientes de las que tienen con sus parejas. Con sus maridos o novios pueden tener los mismos problemas que una mujer sin mayor experiencia sexual por la propia desigualdad de género, es decir inhibiciones, no poder tomar la iniciativa, someterse habitualmente al deseo masculino, etc.

El deseo sexual se ve mitigado por el cansancio, los celos y reproches de sus parejas. Con los clientes ponen el foco en satisfacer la demanda poniendo la atención en la profesionalidad que requiere cada contratación.

Amistad

Contrariamente otra vez a las opiniones populares que afirman que se relacionan por interés y conveniencia el día a día las lleva a vivir situaciones que las vincula donde se suelen dar apoyo y ayuda las unas a las otras.

Clientes

Las personas que ejercen este tipo de oficio, a lo largo del tiempo aprender a manejarse con cada cliente. En su cartera de clientes los hay de diferentes tipos, por ejemplo, los hablan y comunican o personas que no expresan.

No obstante, cabe destacar que saben que esta relación tiene un límite y que sólo se da en el ámbito de esta contratación y para lo que fue contratada y si trasciende por lo general se mantiene oculto en el entorno del novio o marido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button
1
¿Quieres quedar?
Elegancy Models
¡Hola! ¿Te apetece quedar con una de nuestras chicas?